El éxito de una localidad depende de la habilidad para conocer y adaptarse a las siempre cambiante dinámicas de la economía de mercado. Para desarrollar una economía local sólida hay que conocer la naturaleza y estructura que la conforma, llevando un análisis cuantitativo para conocer el tejido empresarial y cualitativo para conocer las fortalezas, debilidades, oportunidades y desafíos, así como, las tendencias económicas de futuro.

En Likert, llevamos a cabo planes de desarrollo económico local con el objetivo de fortalecer la capacidad económica local, mejorar el clima de inversión, impulsar la innovación y la creación de empleo para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y desarrollar un tejido empresarial moderno, integrador, eficiente y sostenible.